Todos somos Clarividentes-Claudia Bürk

Un hombre de culto. Hablando de Fernando Vázquez



 

Un hombre de culto. Hablando de Fernando Vázquez

Los micrófonos que le rodean, esa sonrisa acostumbrada a expandirse en público, los ojos como soles, nos revelan sólo en parte la apasionante personalidad de Fernando Vázquez (nacido con exactitud el 20 de noviembre de 1975 en Madrid a las 14:45 horas). Sus fotos nos hablan de alguien en expansión, de quién vive en la emoción de saberse comunicar, de ese acostumbrado al trato con los otros. Pero en contrapartida, en algunas de ellas, con el rostro en la semi penumbra, el cabello azabache y los ojos soñando entre brasas... Fotos que sacan a relucir su dramatis personae, a ése que se se declara amante de la soledad y de las horas tranquilas. Todos sus soles en el iris, a su vez delatan brillos profundísimos de alguien que es mucho más de lo que deja ver. Hallo en él un halo casi mefistofélico a veces; y como todo tiene su envés, un dejo de honda introversión. Rasgos personales antagonistas que un poco nos caracterizan a todos esos que nos volcamos hacía fuera en exceso.


 

 

Fernando ya comienza su existencia con la entrada a un departamento de RTVE y lo hace en el vientre de su madre, allá por el año 75/76, siendo ésta; Pilar Gomariz, una de las fundadoras de dicho Departamento en 1965. Ese hecho, teniendo a su vez a su padre Santiago Vázquez en pleno apogeo televisivo, y a su hermano Santiago también amante de los micrófonos, han hecho de él, en gran parte, lo que ahora es: un profesional y apasionado de la radio y la televisión, un enamorado de los medios de comunicación, como él mismo se declara. Fernando, como quedó dicho, comenzó su vida entre cámaras de televisión, platós, micrófonos, redacciones, pasillos y controles de realización. Ahí jugaba y corría, era para él y su hermano lo más normal del mundo. Su padre, Santiago tiene mucho que ver, ya que fue el presentador más visto en TVE durante los años 1960 hasta 1992. Su padre Santiago ha tenido la oportunidad de dar noticias mundiales como la muerte del recordado Papa Juan XXIII, la inesperada desaparición de Marilyn Monroe, o la llegada del primer hombre a la Luna, viaje que siguió y comentó desde la Estación Espacial de Fresnedillas en Madrid para TVE.

 

 

Con tales antecedentes, no es de extrañar que Fernando Vázquez encaminara toda su trayectoria profesional hacia los medios y el periodismo. Siendo presentador, locutor y coordinador de radio y televisión, además fue director de informativos, editor-director de programas varios, presentador de informativos como su padre, y lo más sorprendente que también ha sido realizador y locutor de cabeceras indicativas y cuñas publicitarias, por si todo eso fuera poco también es y ha sido actor de doblaje.

 

 

Fernando Vázquez me genera perplejidad, curiosidad y admiración a un mismo tiempo. Y entre tantas virtudes, en medio de su brillante hacer, lo que pesa más es su simpatía, su talante humilde, su saber estar profesional sin pretensiones ni pedantería ni pose, alguien que de verdad sabe desenvolverse, o sea, de los que de verdad saben comunicar y estar, esté en la  radio, en la televisión o en el cine, pero sobre todo está en el mundo. Y ese mundo es un “de igual a igual” con los otros. Así es Fernando, con oficio y talento. Un hombre esplendente que contará siempre con mi amistad y admiración, alguien que pese a todo no se ve en el Olimpo y que no se deja arrastrar como otros a convertirse en un gueto de pretensión.

Claudia Bürk

 

Comentarios

Entradas populares